miércoles, 30 de agosto de 2017

10 lecciones marketeras de Apple a las que debería pegar (por su bien) un buen mordisco

Cuando hablamos de marketing (del bueno), pocas marcas presumen de más músculo que Apple. La empresa de la manzana es una auténtica maestra convirtiendo en oro (marketero) casi todo lo que toca.
Está fuera de toda duda que la compañía liderada por Tim Cook es una auténtica “maga” del marketing y que otras marcas harían bien en poner sus ojos en ella para copiar (descaradamente si hace falta) sus estrategias marketeras.

Esta infografía de The Website Group recoge 10 lecciones de marketing que las marcas deberían “robar” (vilmente) a Apple:
1. Apueste por la simplicidad
Los anuncios de Apple son extraordinariamente simples y acostumbran a poner todo el foco en el producto para que éste hable por sí solo. En la publicidad, como en la vida, menos es más (y la publicidad de Apple da buena cuenta de ello).
2. Cuélguese del brazo del product placement
Apple es una marca absolutamente omnipresente en el universo del product placement. Rara es la película o la serie donde no sale a colación un iPhone, un iPad o un Mac. El emplazamiento de producto es caro y no está al alcance de todas las marcas, pero el tan en boga influencer marketing es un alternativa tan asequible como eficaz al product placement.
3. Anime a sus clientes a comentar sus productos
Apple consigue que sus clientes se tomen la molestia de comentar (casi siempre para bien) sus productos. Una buena opción para lograr las codiciadísimas “reviews” es ofrecer al cliente algo a cambio (un descuento o un pequeño obsequio, por ejemplo).
4. Ponga el foco en la USP (Unique Selling Proposition) de su marca y no tanto en el precio
Apple jamás se ha involucrado en las a menudo cruentas guerras de precios del universo “techie”. Por eso sus productos son habitualmente bastantes más caros que los de la competencia. Sin embargo, y a pesar de sus elevadísimos precios, Apple presume de astronómicas cifras de ventas porque se concentra en su punto fuerte: el carácter absolutamente único de sus productos.
5. Cumpla lo que promete
Sea consistente en sus mensajes, dote a todos y cada uno de ellos del mismo “look & feel” y demuestre a su audiencia que su marca es verdaderamente de confianza (siempre y sin ningún tipo de excepción).
6. Cree experiencias, no sólo productos
Cualquier marca puede crear productos, pero todas las empresas están en condiciones de agasajar a sus clientes con experiencia de calidad. Para regalar al cliente experiencias de calidad es importante dominar el arte del “storytelling” y apelar a las emociones del cliente.
7. Hable con su audiencia utilizando su mismo lenguaje
Apple deja a un lado los “palabros” y la jerga abstrusa y difícil de comprender en sus comunicaciones con el cliente. Para conectar con el cliente hay que ponerse a su propio nivel y hablarle tomando prestado su mismo lenguaje (que huye habitualmente como de la peste de la complejidad).
8. Cree un aura de misterio en torno a su marca
Uno de los mejores (y más envidiados) trucos marketeros de Apple es la fenomenal aura de misterio en la que envuelve habitualmente todos sus nuevos lanzamientos. La compañía de Cupertino guarda bajo llave la información relativa a sus próximos lanzamientos para alimentar así la especulación, dar que hablar y ser siempre la protagonista en los mentideros tecnológicos.
9. Apele a las emociones del cliente
Apple ha conseguido que la inmensa mayoría de sus clientes sean evangelistas (acérrimos) de su marca y lo ha logrado conectando con ellos a nivel emocional. ¿El secreto? En sus anuncios la empresa de la manzana muestra a personas felices disfrutando de sus productos y no hace única y exclusivamente hincapié en las características técnicas de sus gadgets.
10. Utilice sabiamente la imagen (tanto estática como en movimiento)
Los anuncios de Apple destacan por el primoroso uso que hacen de la imagen, tanto si es estática como en movimiento. En una era eminentemente visual al consumidor hay que entrarle (y conquistarle) más que nunca por los ojos.