miércoles, 6 de septiembre de 2017

Las 6 claves esenciales para tener empleados más felices

Empleados más felices equivale a una empresa más productiva pero, ¿qué determina la felicidad de los trabajadores? Descubre los factores que más valoran y cómo adoptarlos. La clave para retener talento no sólo está en ofrecer salarios altos. Cuando un trabajador no está feliz en su puesto de trabajo las probabilidades de que acabe dimitiendo se multiplican.
No sólo se trata de no tener un ambiente tóxico en la empresa, sino convertirlo en uno favorable, logrando que la empresa sea un lugar agradable para los empleados. Cuánto más feliz esté el trabajador, más se involucrará y trabajará como si el negocio fuera suyo.
Los empleados son la mayor inversión de una empresa. Richard Branson resume la importancia de los mismos en unas sencillas palabras “Si cuidas a tus empleados, ellos cuidarán de los clientes“.
Robert Half, empresa especializada en contratación y bienestar en el lugar de trabajo, llevó a cabo investigaciones aclaran los factores que más influyen en la felicidad de los empleados:

Encajar en la empresa

Para que un empleado esté feliz en su trabajo es importante que encaje en la cultura de la empresa. Así, también es fundamental que se sienta cómodo en su puesto.
Este factor no sólo influye sobre la felicidad del trabajador en cuestión, sino de todos los que le rodean. Si un empelado no encaja bien en la empresa, perjudicará al resto del equipo, ya que puede acabar convirtiéndose en un compañero tóxico.
  • ¿Cómo lograrlo?
La fase de las entrevistas es clave para cubrir este punto. Por un lado, es importante que el candidato sepa exactamente a qué se enfrenta, para que pueda decidir si quiere el puesto o no sabiendo las condiciones. Así, también es relevante hacer preguntas para conocer al aspirante en profundidad, no sólo los detalles de su experiencia profesional.
A posteriori, es conveniente hablar habitualmente con cada empleado para ayudarle a fijarse metas y alcanzarlos. Asegúrate de que tus trabajadores te den feedback sincero y de apoyarle para que cumpla sus objetivos – si un empleado se siente estancado hay más posibilidades de que se marche.
Así, también es interesante ponerle nuevos proyectos y tareas cada determinado tiempo. La monotonía también es una causa de infelicidad.

Responsabilidad

Los empleados que carecen de responsabilidad tienen menos probabilidades de involucrarse al máximo en su labor. Es fundamental que el trabajador sienta que tiene cierta autonomía, demostrándose a si mismo que tiene la capacidad de tomar decisiones correctas que aporten al crecimiento de la empresa. De esta manera, a cada miembro del equipo le costará menos dar nuevas ideas y tomar la iniciativa.
  • ¿Cómo lograrlo?
En vez de mandar a tu equipo, intenta ser un apoyo. Dale a cada trabajador las directrices para desempeñar una labor, junto a la información necesaria para ello, y confía en ellos para que lo lleven a cabo. Pregúntales que tal van con el proyecto y si necesitan alguna ayuda extra.
Intenta fomentar el pensamiento creativo en tu empresa, adoptando algunas alternativas al brainstorming. Así, no generes rechazo cuando una idea no funcione: agradece la aportación y consigue que todo el equipo aprenda una lección del error.

Sentirse valorado

Los empleados necesitan sentir que su trabajo se valora y aporta al crecimiento de la empresa. De hecho, una de las principales razones por las que un empleado siente que su jefe no le respeta es el hecho de que nunca le agradezcan o feliciten por su labor.
  • ¿Cómo lograrlo?
Da las gracias a menudo. Si delegas tareas en un empleado se agradecido, y siempre que un trabajador resuelva un problema o complete un proyecto felicítale e infórmale del valor que tendrá su aportación para la empresa.
Así, el humor del líder es muy contagioso. Un reciente estudio demostró que la clave para ser un buen líder está en dormir bien; cuando no dormimos nos volvemos irascibles, y la probabilidad de perder los papeles con un trabajador aumenta. Una discusión o una tensión constante empeora la relación líder-trabajador, haciendo a los empleados más infelices.

Trabajo interesante

Como se ha mencionado antes, un buen salario no es suficiente para motivar a un empleado, también necesita disfrutar de lo que hace.
Robert Half revela que los empleados que sienten que su trabajo tiene un impacto positivo en el mundo son 3,2 veces más felices que aquellos que lo conciben como un “mero empleo”.
  • ¿Cómo lograrlo?
Comparte la misión y visión de la compañía con tus empleados, y recuérdaselo a menudo. Es importante que tu equipo sepa cuál es el objetivo final, en que sentido puede mejorar la calidad de vida de los consumidores y no sólo el factor económico.
La comunicación también es vital en este sentido. Compartir el progreso de la empresa conseguirá que tus trabajadores sienten que su esfuerzo tiene un resultado real y tangible.

Justicia

Es importante que todos los trabajadores sientan que reciben un trato justo e igualitario. Este aspecto es especialmente crucial cuando se trata de remuneración; si un empleado gana menos que su compañero por la misma labor es probable que no se sienta valorado y respetado, llevándole a dejar la compañía.
  • ¿Cómo lograrlo?
En primer lugar, adopta políticas justas y compártelas con el resto del equipo. Cada miembro tiene que saber cuáles son los requisitos para un ascenso o una mejora de condiciones.
Así, hazles saber a tus empleados que pueden ponerse en contacto contigo si no se sienten cómodos con sus condiciones por resultar injustas o irrazonables, y apóyales siempre que acudan a ti.
Ten en cuenta que hasta los detalles más mínimos pueden repercutir negativamente: si a un empleado nunca le llevas a reuniones y no le dejas compartir sus ideas probablemente sienta que está recibiendo un trato injusto.

Relaciones positivas en la oficina

Cuando un empleado tiene buenas relaciones con el resto de miembros del equipo su felicidad se multiplica 2,7 veces. Aquellos trabajadores que sienten que están rodeados de trabajadores tóxicos tienden a buscar otras oportunidades.
  • ¿Cómo lograrlo?
Intenta organizar teambuilding dentro y fuera de la oficina. En la empresa debe haber espacios donde puedan juntarse los trabajadores y charlar. Así, es aconsejable tener eventos ocasionales fuera del ambiente laboral: organizar cenas de navidad o quedadas ocasionales fortalecerá las relaciones creando una unión de verdad.
Aquí el líder también tiene un rol esencial, ya que su humor repercutirá sobre el resto. Intenta siempre sonreir y tener un trato cercano con tus empleados, notarás una gran diferencia.

Escrito por Christiane Drummond