miércoles, 4 de octubre de 2017

¿Cómo puede una marca esquivar la burbuja de los 'influencers'?

Sea una burbuja o no, el concepto de influencer a día de hoy y vinculado al mundo digital está en entredicho. Encontrar perfiles influyentes en redes sociales y blogs es muy fácil, más que nunca, pero hay que llevar cuidado. Es fundamental analizar a cada uno de los perfiles que se quieren contratar para llevar a cabo una acción.
Existen muchas opiniones sobre este tema. Los hay que piensan que este tipo de perfiles no generan lo que cuesta contratarlos y otros que piensan que sí son rentables. Sin dar la razón ni a uno ni a otro, lo que debemos pensar es que hoy en día es habitual ver en cada red social, incluso en Linkedin, como perfiles publican contenido previamente pactado con una marca. Al fin y al cabo son personas que quieren ganar dinero por internet, sacar provecho de las nuevas tecnologías.

Las marcas confían en ellos, al menos de momento y si repiten es porque algún resultado consiguen, ¿no crees?
Recientemente vimos como un chef generaba polémica en Twitter tras recibir una propuesta de un influencer de Instagram. Le pedía 100€ por comer gratis y subir una imagen a su perfil. ¿Es un precio justificado? ¿Se encuentra ese influencer en las circunstancias de proponer dicha colaboración?
La respuesta es ‘depende’. Hay instagramers que te cobran 3.000€ por una publicación mostrando o nombrando tu producto o tu marca. ¿Son 100 euros una cantidad asequible para un restaurante? ¿Es rentable?
Como marca no puedes confiar en el primer influencer que encuentres por el camino. Hay herramientas y agencias que hacen de intermediarias a la hora de conseguir publicaciones en Instagram, Facebook, Twitter, Linkedin o incluso blogs, hablando de tu marca. Facilitan el trabajo, pero por tu parte, si quieres contar con usuarios que verdaderamente influyan en su audiencia y hagan que tu marca crezca, se conozca más o venda más, debes analizar uno por uno los perfiles de esos personajes.
La proliferación de esta moda es inevitable, eres tú como marca, quien debe ser responsable y no hacer crecer una burbuja que, no nos equivoquemos, sólo benéfica a unos pocos y que acabará explotando.

¿Qué debes tener en cuenta para elegir al influencer adecuado?

Cuando me refiero al influencer adecuado hablo de muchos factores, como que su audiencia coincida con tu público objetivo, que exista coherencia en esa colaboración y que pueda llegar a beneficiar a tu negocio.
Seguidores
En cualquier red social se puede tener un perfil con muchos seguidores. Es cuestión de dedicar tiempo y en ocasiones algo de dinero. No te debes dejar llevar por el número de seguidores, que aunque puedes ser un buen indicador no es el único. Por ejemplo, ganar seguidores en Instagram es relativamente sencillo, por ello, debes llevar cuidado con los ‘instgramers’ que contrata tu marca.
Tampoco es raro ver perfiles de Twitter con decenas de miles de seguidores, pero, ¿te has preguntado de qué nacionalidad son esos followers, si son personas reales, son bots, son tu público objetivo? ¡Incluso hoy en día se venden perfiles de Twitter y fanpages de Facebook para hacer negocio! Mucho cuidado.
Ante la duda, es necesario que recurras a herramientas que analicen esos perfiles. Por ejemplo, Audiense (antes Socialbro) es una excelente opción para analizar perfiles de Twitter. También puedes probar Klear.com, una herramienta para analizar cualquier perfil de redes sociales. En el caso de que quieras conocer si los seguidores de una cuenta de Twitter con reales o falsos, te recomiendo TwitterAudit.
Interacciones y engagement
Es aquí donde puedes identificar fácilmente una cuenta con los números ‘inflados’. Conseguir seguidores, por el método que sea es relativamente sencillo, pero alcanzar un nivel de interacciones alto no lo es tanto.
Cuando busques perfiles de influencers fíjate también en la cantidad de likes, comentarios, compartidos… que consiguen. Que un usuario en Instagram tenga 5000 seguidores y su media de likes en las fotos ronde los 100 es raro, ¿verdad? Eso seguidores apenas generan interacciones, no están realmente interesados en lo que publica esa cuenta o en el peor de los casos, son ‘falsos’. Intenta calcular el engagement rate de esas publicaciones, para ello puedes utilizar la fórmula:
Interacciones de la publicación
_____________________________ x 100
Seguidores
Clics en enlaces
Aunque este factor no siempre va a estar presente, en ocasiones puedes medir los clicks que se generan en esos enlaces que publican los influencers, llevando a esa marca, producto, restaurante…
Probablemente si estás analizando el perfil de un usuario en Twitter, Facebook o Instagram, habrá hecho otras campañas para otras marcas. En el caso de que utilicen acortadores como Bit.ly o Google Shortener puedes saber cuánta gente ha clicado en ellos. Para ello, copia el enlace acortado y ponlo en tu navegador añadiendo al final un ‘+’, sin espacios. Así podrás ver los datos de ese enlace.
Hacer campañas de influencers que verdaderamente te genere beneficios y con la que obtengas un ROI interesante, depende de ti. Sé minucioso a la hora de elegir los perfiles, el tiempo que dediques a ese análisis valdrá la pena.